Un técnico de computadoras musulmán, Noomani Trabelsi, denunció que desconocidos escribieron con pintura en aerosol amenazas de muerte en la puerta trasera de su taller en North Park.

La puerta se encuentra en un callejón de la concurrida Calle 30 en North Park, un área donde viven muchos inmigrantes latinos, de Medio Oriente y de África. 

El hombre de 39 años de edad y padre de familia, dijo que denunció el incidente porque teme por su familia.

Es la primera vez que se identifica como musulmán y aseguró no tener ningún problema con las diferentes razas o religiones.

La policía de San Diego informó que averigua el caso como  potencial incidente racista. 

Fuente: https://goo.gl/8eMYpk