El partido Caballas, primer grupo en la oposición en la Asamblea de Ceuta, ha denunciado que la Universidad de Granada no ha tenido en cuenta a los alumnos de confesión musulmana al poner la fecha de graduación en pleno mes de ayuno del Ramadán.

El partido, a través de las redes sociales, ha solicitado al estamento universitario andaluz que adelante o atrase la fecha de graduación, prevista para el 17 de junio, teniendo en cuenta que el Ramadán comienza a finales de mayo.

La diputada de Caballas, Nayat Mohamed, ha lamentado que “no es lógico que en una ciudad donde el 50 % de la población es musulmana la UGR no haya planificado ni el calendario académico ni la fecha de graduación al objeto de que todos los estudiantes puedan participar“.

 

El líder de este partido, el abogado Mohamed Alí, ha afirmado que la UGR no “respeta” la diversidad cultural de Ceuta. “Apaga y vámonos“, ha asegurado Mohamed Alí en twitter.

Caballas exige a la UGR “poner fin a esta situación surrealista” proponiendo que se adelante o se atrase la fecha de graduación, “permitiendo de esta manera la participación de toda la comunidad estudiantil”, algo que, según Caballas, ya se produce en la ciudad de Melilla.

La Universidad de Granada ha previsto la graduación para el próximo 17 de junio, por lo que los estudiantes musulmanes han solicitado cambiar el acto para así poder acudir sus familiares y amigos después de varios años de estudio.

Estos estudiantes alegan que el Ramadán se inicia a finales de mayo y que durante todo el día no pueden comer ni beber, lo que afectaría a este acto previsto para las 20,30 horas, es decir, momentos antes de romper el ayuno ese día para volver a comer.

Los estudiantes afectados proponen adelantar la graduación al 26 de mayo o aplazarla hasta el 30 de junio.

Fuente: http://bit.ly/2oTJP9n