csu1onvxaaa9pbi

Para futuras guerras… EE.UU. aprueba millonaria venta de armamentos a países árabes

El mayor acuerdo anunciado el jueves fue la venta de 48 helicópteros de carga CH-47F Chinook con motores de repuesto y ametralladoras, por $3,51 mil millones a Arabia Saudita.

Los Emiratos Árabes Unidos quiere comprar 27 helicópteros de ataque Apache AH-64E además de equipos de apoyo, hechos por Boeing y Lockheed Martin, por $3,5 mil millones.

Catar, por su parte, ha solicitado ocho aviones de carga militar C-17 y motores de repuesto en contratos por un total de $781 millones.

Washington también ha aprobado un contrato de venta con Marruecos por 1.200 misiles antitanque TOW 2A fabricados por el gigante de la industria de armas de Estados Unidos Raytheon, por $108 millones.

La luz verde, anunciada por el Departamento de Estado, supone otro ‘golpe de suerte’ para el fabricante de aviones Boeing y otros fabricantes de defensa de Estados Unidos.   

Sin embargo, la venta de armas es susceptible de críticas debido al controvertido papel que están desempeñando Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en la guerra de Yemen.

Boeing y Honeywell Aerospace serán los principales contratistas. Como parte del acuerdo, 60 empleados estadounidenses  – tanto privados como públicos – trabajarán en Arabia Saudita para el mantenimiento de las aeronaves.

Aunque el Departamento de Estado ha aprobado las ventas después de consultar con el Pentágono, en teoría el Congreso aún podría bloquearlas.

Debido a que los cuatro países árabes implicados en los contratos son aliados de Estados Unidos y grandes compradores de armas, se espera que los contratos sean aprobados sin obstáculos, a pesar de las críticas de los grupos de derechos humanos al apoyo de Estados Unidos a la campaña militar contra Yemen, llevada a cabo por la coalición liderada por Arabia Saudita.

La guerra en Yemen ha matado a más de 10.000 personas y desplazado a más de tres millones. Human Right Watch (HRW) denunció el jueves que durante septiembre y octubre la coalición liderada por Arabia Saudita llevó a cabo tres ataques en Yemen aparentemente ilegales que mataron a decenas de civiles, dos de ellos, según HRW, fueron realizados con armas vendidas por Estados Unidos. 

 A finales de noviembre, Kuwait compró 28 aviones F-18 Super Hornet para reemplazar una flota de versiones anteriores de los aviones de combate de fabricación estadounidense. Y el Senado de Estados Unidos aprobó una venta de mil millones de dólares en tanques Abrams para Arabia Saudita en septiembre.

 Fuente: http://bit.ly/2hJymIP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*