El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que las negociaciones de paz sobre Siria reconstruyeron las destrucciones de EE.UU. en este país, según un informe.

La agencia de noticias Sputnik en una publicación citó el lunes las declaraciones de Putin respecto al proceso de paz en Siria. “Es la primera vez que las partes involucradas en el conflicto han llegado a la mesa de negociaciones”. Hay “motivos cautelosos para el optimismo de lograr un acuerdo político completo”, afirmó el pasado viernes el mandatario ruso.

Es notable, según el informe, que el progreso hacia una resolución pacífica del conflicto armado sirio se ha hecho en ausencia de Estados Unidos y sus aliados europeos, el Reino Unido y Francia.

Bajo la dirección de Putin, Rusia tomó el crédito para reconstruir el Oriente Medio devastado por una crisis armada desde hace años. Mientras que Estados Unidos y sus aliados son los responsables de tales guerras, destrucciones y parte de cambios de régimen en la región, aseguró la fuente.

En este contexto, el comentarista político estadounidense Randy Martin dijo que en comparación con Washington, Rusia es una potencia militar defensiva, mientras que EE.UU. y sus socios de la Organización del Tratado Atlántico del Norte (OTAN) son agresores.

Martin explicó que “Desde un punto de vista geográfico físico, Rusia es un vecino de la región de Oriente Medio. Pero, ¿qué propósito razonable ha tenido EE.UU. para entrometerse en la región? Estados Unidos es, y siempre ha estado, sólo involucrado en Oriente Medio para explotar sus vastos recursos petroleros”.

Esto contrasta con la política de Rusia, dice Martin. “Rusia tiene una participación genuina y mutua en el desarrollo pacífico de la región. Utiliza su poder militar para erradicar la propagación de conflictos para que la región pueda estabilizarse en la coexistencia”, justificó.

Siria es un ejemplo clásico de esta conducta contrastante entre Rusia y Estados Unidos. Washington explotó a Siria para un plan de cambio de régimen, incitando a la guerra y patrocinando a grupos terroristas y rebeldes para derribar al Gobierno del presidente Bashar al-Asad. Esa guerra, que se encendió en marzo de 2011 debido a la injerencia extranjera, extendió sus llamas a los países vecinos, hasta que Rusia intervino militarmente a finales de 2015.

La intervención de Rusia en Siria ha estabilizado en gran medida el país. Un alto el fuego negociado en diciembre por Rusia se mantiene en gran medida y la normalidad pacífica ha comenzado a regresar para los civiles en la ciudad de Alepo y otras ciudades.

Fuente: Sputnik News / Hispan Tv.