Altos miembros de los grupos armados sirios tienen previsto aparecer públicamente en un evento israelí en los territorios ocupados palestinos.

“Los representantes de la oposición siria ofrecerán un discurso directamente ante la audiencia israelí” en una ceremonia con motivo de la inauguración de la universidad hebrea de Al-Quds (Jerusalén), reveló Jerusalem Post.

En su publicación del domingo, el diario israelí sostuvo que los llamados rebeldes, catalogados como “terroristas” por el Gobierno de Damasco, buscan romper el “tabú” de relaciones con el régimen de Tel Aviv.

Según el mismo medio, la reunión también será transmitida en vivo para los “comandantes de la oposición y los combatientes” en las zonas de combate en Siria.

El evento coincide con el transcurso de casi tres semanas de plena liberación de la ciudad norteña siria de Alepo por parte del Ejército sirio y un gran golpe al cuerpo de los grupos armados que incluyen asimismo las facciones terroristas.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, el régimen de Israel nunca ocultó su simpatía por los grupos armados sirios e incluso sirvió como una gran fuente de apoyo médico y logístico a todas las facciones que luchan contra el Gobierno de Damasco, incluido el Frente Al-Nusra, exfilial de Al-Qaeda y actualmente conocido como el Frente Fath Al-Sham.

A este respecto, el jefe del estado mayor de Israel, Gadi Eizenkot, adelantó un proyecto para destinar 7 millones de dólares del presupuesto de las fuerzas de guerra de este régimen (IDF, por sus siglas en inglés) para fortalecer a los sediciosos en Siria.

La implicación israelí en la crisis siria no se limite a apoyos médicos a terroristas, pues en los últimos años las autoridades sirias han denunciado un sinfín de ataques aéreos israelíes contra las posiciones del Ejército sirio.

Los sirios consideran este tipo de agresiones como un apoyo del enemigo israelí a los grupos terroristas, en un intento desesperado por elevar su moral cada vez más derrumbada.

Fuente: Hispan TV