En la cuarta y última parte este nuevo expediente de Bajo la Lupa de Galeb, que repasa lo más destacado del año 2015, tratamos los intentos de censurar las voces que se levantan contra la opresión del pueblo palestino, como la denuncia que el Centro Simón Wiesenthal realizó con un discurso que fue sacado de contexto y la vergonzosa denuncia penal que la DAIA le hizo al periodista Carlos Aznárez por asistir a una marcha en favor del pueblo palestino.
¿Puede darse curso a este tipo de intentos de censura en un país que vive en democracia?