El Ministerio de Defensa de Rusia desmintió todas las acusaciones contra el gobierno sirio en relación al supuesto ataque con sustancias químicas en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idleb.

La Defensa rusa aseguró que la aviación siria realizó un ataque aéreo contra un almacén de los terroristas donde se fabricaban municiones químicas para ser utilizados en Siria e Iraq.

“El 04 de abril entre las 11:30 y 12:30 los aviones sirios atacaron una agrupación de los vehículos blindados y un almacén de los terroristas, ubicados en las afueras de la ciudad de Jan Sheijun”, precisó el portavoz de la Defensa rusa, Ígor Konashénkov, citando los datos de los radares rusos.

El almacén atacado se utilizaba para la producción de los proyectiles con ojivas químicas, subrayó el militar en una reunión con los periodistas.

“Esta misma fábrica suministraba armas químicas para los terroristas en Iraq. El uso de estos proyectiles ha sido confirmado tanto por las organizaciones internacionales como por las autoridades (iraquíes)”, explicó.

Además, esas mismas municiones fueron utilizadas en Alepo en otoño del año pasado. En aquel entonces, los especialistas rusos entregaron los datos sobre el uso de varias sustancias químicas por los terroristas a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), recordó Konashénkov.

“Los síntomas de la intoxicación tras los ataques de otoño en Alepo son iguales a los que se pueden ver en las grabaciones de Jan Sheijun, difundidas en las redes sociales”, agregó.

“Afirmamos que esta información es objetiva y veraz”, aseveró Konashénkov en conclusión.

El martes 04 de abril la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y Revolucionarias de Siria denunció 80 muertos y 200 heridos a causa de un ataque con armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun en la provincia de Idleb del que acusó a las tropas gubernamentales.

Por su parte, el Mando del Ejército de Siria declaró que las fuerzas sirias no emplearon armas químicas en los ataques “ni en Idleb ni en otra parte del territorio sirio”.

La ONU inició una investigación del incidente mientras la OPAQ se declaró “preocupada” por los reportes sobre el presunto uso de armas químicas.

No obstante, EEUU y otros países, como Canadá, responsabilizaron al Gobierno sirio del “ataque químico” sin esperar los resultados de la investigación de la ONU.

Fuente: Al Ahed News