El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, llamó a dejar que los prisioneros palestinos mueran de hambre, así como sucedió a los prisioneros irlandeses, cuando la ex primera ministra británica, Margaret Thatcher, decidió dejarlos morir de hambre durante su huelga a principios de los años ochenta.

Por su parte, el miembro del Comité Central del Movimiento Fatah, el mayor general, Tawfiq Tirawi, confirmó a Al Mayadeen que las movilización de los presos debe ser el principio del camino para poner fin a la división palestina.

El militar explicó que él está en contra de la coordinación de seguridad con Israel.

Asimismo, el Comité de Supremo de Seguimiento de las Masas Árabes llamó a los pueblos y los líderes políticos a una huelga simbólica en solidaridad con los presos para el viernes.

Resumen Latinoamericano