Desde enero hasta finales de julio de 2017, las autoridades israelíes han destruido 105 viviendas y centros comerciales palestinos en Al-Quds y sus aldeas, reveló el sábado el Centro de Información Palestino.

Durante este periodo, añadió la fuente, las fuerzas israelíes han obligado a siete familias palestinas a demoler sus propias casas, y los colonos israelíes se han apropiado de otras seis viviendas palestinas.

Asimismo, las fuerzas israelíes de enero a julio del año en curso han matado a 17 palestinos y han arrestado a 1458 en Al-Quds.

Estas actividades ilegales se realizan en el marco de una doctrina expansionista expresada por los altos cargos del régimen de Israel, que piden la anexión de las tierras palestinas ocupadas en Al-Quds y Cisjordania y extenderse a los territorios palestinos aún no ocupados.

Iuvmpress