De acuerdo con estas fuentes, los extremistas tiraron bengalas contra las mezquitas de Sevilla y Granada y dejaron pintadas en la fachada con mensajes de odio.
“Asesinos lo vais a pagar”, destaca entre otros mensajes pintadas en las paredes de las mezquitas por los extremistas, quienes también amenazaron con cortar la cabeza de los musulmanes.

Estos grupos también lanzaron bengalas y botes de humo contra la Mezquita Mayor en Granada y mostraron una pancarta negra en la podía leerse: “Quien financió esta mezquita, financia el terrorismo”. 

Estos incidentes se produjeron después de que el ataque terrorista perpetrado el pasado jueves por el grupo terrorista Daesh dejara al menos 13 muertos y decenas de heridos en la ciudad de Barcelona.

El ataque de Barcelona provocó las críticas de de todo el mundo incluido Irán, Rusia, el Papa Francisco, Alemania, y Francia, entre otros.
Se trata del ataque más mortífero en España desde marzo de 2004, cuando los takfiríes colocaron bombas en trenes de cercanías en Madrid, matando a 191 personas e hiriendo a más de 1800.

Fuente: Alwaght