La subsecretaria general de las Naciones Unidas, Rima Khalaf, se vio obligada a dimitir por la publicación de un informe acusando a Israel de imponer un apartheid por pruebas e investigaciones claras.

Esta es la primera vez que la Comisión Económica y Social para Asia Occidental concluye que Israel es un estado “racista”, dijo Khalaf.

Hablando en la capital libanesa Beirut, la Sra. Khalaf, una jordana, dijo que había presentado su renuncia al Sr. Guterres después de que insistió en la retirada del informe.

“Esperábamos, por supuesto, que Israel y sus aliados presionaran mucho al secretario general de la ONU para que rechazara el informe, y que le pedirían que lo retire”, dijo la agencia de noticias AFP.

Israel ha condenado el informe.

En 2014, el entonces secretario de Estado estadounidense, John Kerry, advirtió que Israel podría convertirse en “un estado de apartheid” si no se encuentra pronto una solución de dos estados para su conflicto con los palestinos.

Fuente: Iuvmpress