El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció que existe una “conspiración interna” y un intento de “intervención extranjera” en Venezuela para controlar sus recursos hidrocarburíferos.

“Cualquier conspiración interna o intervención externa es para apoderarse del petróleo venezolano”, escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.

​Morales se refirió así a la tensión que vive el país caribeño, escenario en los últimos días de movilizaciones callejeras opositoras y oficialistas en las que se produjeron diversos incidentes y murieron al menos nueve personas.

“El plan del imperio es derrocar a presidente constitucional elegido por Venezuela, Nicolás Maduro, como escarmiento a gobiernos antiimperialistas”, añadió Morales en su tuit.

​El Gobierno boliviano ha denunciado en varias ocasiones intentos de EEUU de desestabilizar Venezuela y provocar la salida de Maduro.

Fuente: Sputnik