La noche del 6 de abril se cerraba en esta parte del globo con la notica del bombardeo de USA a bases militares Sirias y de inmediato vino a mi cabeza aquellas imágenes a manera de predicciones de diciembre del 2016 en la cual The Economist depara el 2017. En ellas se avizoran conflictos armados, Trump sentado sobre el mundo, en Europa en especial y hasta se logra ver una carta donde se aprecia una explosión nuclear y la muerte. A la fecha de hoy no sé si considerarlas predicciones o planeamiento, puesto que tal como acertaron para el 2015/2016, están acertando en este año y, pues no se trata de algo tan predecible o cálculos sobre la economía lo cual podría ser más fácil de entender; lo que sucede ahora no sería tan fácil de predecir por lo que nos jugamos, una posible guerra de características nucleares, lo cual como es obvio no resiste mayor análisis sobre el impacto en la tierra, ya que el atacar a Siria significa una gran provocación y también agresión a Rusia y China, quienes son socios y aliados de Siria, y a la vez dos de las potencias mundiales actuales; Rusia con una ojiva nuclear más que USA y China, con la economía más grande del mundo en la actualidad, parecen ser los rivales perfectos para una tercera guerra mundial “bélica” porque creo que ya se libra esta guerra en el plano económico. Antes ya había señalado que no hace falta bombardear un país para terminar con ella, basta con cerrarles el flujo económico (por ello la banca es tan importante como arma instalada en cada uno de los países) sumado a posibles bloqueos para que los pueblos mueran y se autodestruyan por la desesperación que esto conlleva, pero bueno, tengo la esperanza que sea maniqueísmo puro y no acierte también con este análisis
Pero volviendo a la tensión actual, resulta increíble cada uno de los hechos, lo cual nos deja muchas preguntas que podrían fácilmente responderse pero no muy fácil asimilarse. Días previos, Donald Trump señalaba que deben trabajar con Bashar al Asad en pos de la paz en Siria, pero días después bombardea bases militares en Homs, al oeste del país, las cuales son para combatir a ISIS, con lo cual una vez más USA y su súper servicio de inteligencia consideran que es conveniente destruirle bases de combate a Siria y darles ventaja a ISIS, pero lo más raro fue que mientras por un lado USA bombardeaba las mencionadas bases, por otras zonas el ISIS también atacaba a Siria. Parece que se enteraron por la prensa que el ejército Sirio estaba ocupado y entendieron que era el mejor momento para atacar. Estas acciones se dieron en respuesta al confuso, y aun en investigación, ataque con gas sarín que dejo alrededor de 80 civiles muertos; lo raro es que parece que el gobierno Sirio también carece de criterio (entiéndase el sarcasmo) porque “realizó” un acto innecesario, ya que la guerra contra Isis ya la tiene ganada, por lo cual si fueron ellos quienes rociaron dicho gas, fue una torpeza enorme, la cual sería suficiente para que USA y la Coalición intervenga y es lo que ha sucedido. Otro dato es que la zona donde fue rociado el gas, es de mayoría contraria al gobierno, lo cual sí podría entenderse como una causal o indicio de que Bashar al Asad habría tenido el interés en atacarlos, pero porque con gas sarín (armas químicas prohibidas y de condena internacional) y no con armas convencionales. Suena estúpido esto último pero en efecto, las guerras tiene algunas reglas, te pueden matar pero si lo hacen con armas no permitidas entonces te cae todo el peso y represión mundial; asimismo no podría haber sido justamente un atentado de falsa bandera para provocar este impase que se viene buscando por mucho tiempo contra Rusia, no es descabellado pensar que grupos terroristas sacrifiquen a su gente ni mucho menos pensar que USA o Francia lo hagan en post de contar con la autorización de sus pueblos y se sumen al frenético negocio de la guerra; jamás olvidemos que la PAZ no es negocio la Guerra SÍ. USA se indigna por lo ocurrido en Siria pero semanas previas, en Mosul, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos atacó vía aérea dos edificios, dejando un saldo de 230 civiles muertos y argumentando que fue un error, se acabó el tema
¿Por qué menciono a Rusia? Porque es el objetivo principal y le viene provocando en los últimos años de la forma más descarada. La estrategia fue inicialmente que Turquía se encargue de encender el fuego y luego USA entraría en apoyo a su aliado en ese momento. Recordemos que Turquía, miembro de la OTAN, derriba un avión de combate ruso y posteriormente asesinan a la vista del mundo en HD y con las mejores y precisas tomas de TV, a su embajador en Turquía y Rusia no cae en la provocación y resuelve de la forma más diplomática, en el intervalo de estos dos actos se había dado la intentona de golpe de estado contra Erdoğan y fue Rusia quien lo salva a través de su servicio de inteligencia, quien advierte horas antes al presidente turco sobre el plan que se tejía en su contra, lo cual lleva al presidente turco a distanciarse de Washington y colaborar con los servicios de inteligencia de Rusia, Irán y Siria, pero estas amistades siempre son frágiles cuando el dogma los supera.
Trump tiene claro que atacar a Siria es iniciar una guerra con Rusia, lo dijo en noviembre del 2016 en un medio norteamericano, por lo cual resulta increíble su actuación reciente, bueno también había posteado una serie de tweets condenando cualquier posible acción bélica por parte de USA, cuando en el 2013 Obama quiso atacar a Siria. Por un acto que tampoco se ha demostrado, fue de responsabilidad de Bashar al Asad e incluso no murieron 80 personas como en el reciente caso, en aquel entonces fueron más de mil y obviamente Obama no llego a efectuar el ataque; asimismo desde su campaña Trump siempre se ha mostrado conciliador y buscando relaciones con Rusia y China, siendo pragmático y entendiendo que la unión de los tres era beneficioso para todos y en especial para USA quienes, urgen de inyección monetaria para lograr el “we make america great again”, slogan de su campaña. Así mismo siempre había mencionado que el gasto de una guerra no estaba en sus planes ya que ese dinero se podría emplear en crear puestos de trabajo y fue por eso que muchos de los votantes optaron por él. El coqueteo de Trump a Putin fue demás notorio, pero sabido también que no del gusto de su gabinete pro Israel, quienes han tratado de disuadirlo en que Rusia es el enemigo y que no se deben tener buenas relaciones con ellos. Trump no conoce de política internacional y solo se deja influenciar por su gabinete, en el cual abundan militares y defensores de intereses corporativos, porque como también se sabe, no son los presidentes quienes gobiernan la mayoría de sus países, sino los poderes corporativos y USA es una corporación. Debo hacer la precisión que cuando se habla de USA no me refiero al pueblo, ya que estos conflictos armados no los benefician a ellos, solo y estrictamente a intereses corporativos, los únicos perdedores son y seguirán siendo los ciudadanos del mundo que sufrirán los constantes atentados por rebeldes que optaran por las armas al ver asesinada a sus familias enteras y juraran venganza a pueblos que tampoco nada tienen que ver con los conflictos.
Los recientes actos han tenido reacciones más que favorables para USA, el petróleo ha vuelto a subir, así como las acciones del fabricante del misil tomahawk; y USA un país quebrado, no encuentra otra forma de rehidratar su economía, más que por la vía de las guerras, no las gana en el campo, pero si en el plano financiero. Informes existen por todos lados, USA no gana las guerras, las propicia y hace el negocio que sabe, financiarlas, vender armas y suministrar drogas; las farmacéuticas y las demás (si no revisemos en que han convertido hoy en día a Afganistán “campos de amapola” y cuál es la epidemia que sufren los ciudadanos norteamericanos actualmente “heroína”), es que todo en pro del mercado es necesario para una economía mercenaria y criminal como la que practican estas corporaciones, los pueblos deberán tomar conciencia y exigir a sus gobernantes la paz, ya que son y seguirán siendo los primeros perjudicados por estas acciones, son los pueblos los que mandan a estos gobernantes desquiciados y deberán obedecerles. Si la verdadera intención de la coalición en medio oriente es buscar la paz, entonces tal vez deban firmar algún documento donde se comprometen con el mundo a no hacerse del control de los hidrocarburos de dichos países, ni de ningún recurso de ellos, ya que todas estas guerras solo han llevado a las privatizaciones de sus recursos, empobreciendo más a los pueblos y continuando con el enriquecimiento de los mismos de siempre. Si occidente quiere realmente convencernos que sus luchas son por la paz, no deberán aprovecharse del conflicto y robarles los recursos a los pueblos que dicen defender.
Corrector editorial: Ricardo Rázuri
Foto portada: Sputnik Mundo