binäre optionen broker ohne einzahlung Por Der Spiegel

e book autopzionibinarie El Sector Financiero es el culpable de la creciente brecha entre ricos y pobres, dice el premio Nobel Joseph Stiglitz, profesor de economía. En una entrevista con Der Spiegel acusa a la Industria de aprovecharse de los pobres y de dirigir las políticas gubernamentales, lo que les ayuda a hacerse todavía más ricos.

En la Universidad de Columbia, que se encuentra a poca distancia de Harlem al Oeste de Manhattan, riqueza y pobreza están más cerca que en cualquier otro lugar de Nueva York. Aquí es donde el economista estadounidense y ganador del Premio Nobel de 2001 Joseph Stiglitz trabaja como profesor. Nacido en Gary, Indiana, ha pasado años estudiando la desigualdad social. Su primera experiencia personal con el problema fue de niño cuando preguntó por qué su niñera no estaba cuidando a sus propios hijos. Más tarde, fue economista jefe del Banco Mundial, estudiando el fenómeno a nivel global. En junio publicó un libro sobre el tema, titulado “El precio de la desigualdad; ¿cómo la división social pone en peligro nuestro futuro”, que acaba de ser publicado en alemán. En la entrevista con Der Spiegel, Stiglitz explica cómo las disparidades en los niveles de riqueza están dividiendo a los Estados Unidos y cómo Europa podría superar la crisis del euro.

SPIEGEL: Profesor Stiglitz, ¿ cómo espera que el próximo Presidente de los Estados Unidos aborde el problema de la desigual distribución de la riqueza?

Stiglitz: En primer lugar, hay que reconocer que hay un verdadero problema. Observar el problema de la desigualdad es como ver crecer la hierba: no se detecta de un día para otro, pero al cabo de un tiempo se hace visible.

http://paginas-web.mx/?yoga=63-in-binary-code&2af=e4 63 in binary code SPIEGEL: ¿ Y hasta dónde ha llegado este nivel de desigualdad?

Stiglitz: En las últimas décadas, la disparidad en los ingresos y en la riqueza han crecido de forma espectacular en este país. Pongamos un ejemplo: en 2011, los seis herederos del imperio Wall-Mart poseían una riqueza de casi 70 mil millones de dólares, lo que equivale a la riqueza del 30% de la parte inferior de la población de Estados Unidos.

hat jemand erfahrung mit binäre optionen SPIEGEL: Los Estados Unidos siempre se han considerado como una tierra de oportunidades, donde la gente podía pasar de la pobreza a la riqueza. ¿Qué ha sido de este sueño americano?

Stiglitz: Esta creencia está todavía muy arraigada, pero este sueño americano se ha convertido en un mito. Las oportunidades en la vida de un joven estadounidense dependen de los ingresos y la educación de sus padres, aquí más que en cualquier otro país avanzado industrialmente. La creencia en el sueño americano se ve reforzada por las anécdotas: la de algunas personas que han ascendido desde la parte inferior a la superior. Pero lo más importante es tener en cuenta las posibilidades reales en la vida de una persona. La creencia en el sueño americano no está apoyada por los datos.

opitionbit SPIEGEL: ¿Qué sugieren los datos?

Stiglitz: No se ha producido ninguna mejora en el bienestar de la familia típica estadounidense durante los últimos 20 años. Pero por otro lado, el 1% de la población acapara un 40% más en una semana que la quinta parte inferior en un año. En resumen, nos hemos convertido en una sociedad muy dividida. Estados Unidos ha creado una máquina económica maravillosa, pero la mayor parte de los beneficios van a parar a los de arriba.

http://fulfillmentwarehouse.com/wp-content/plugins/delete-all-comments/backup/orpx/chanda-mere-aa-mp3-full-song-m.html qualcuno sa dirmi di opzioni binarie SPIEGEL: ¿ Los ricos no ofrecen también algo a cambio? En Alemania, el 1% del estrato social superior contribuye con casi un cuarto de los ingresos fiscales, y si consideramos el 10% superior, pagan más de la mitad de los impuestos. ¿No es la parte que les corresponde?

Stiglitz: No sé cuál la situación en Alemania. Lo que sí puede decir es que el 1% de los Estados Unidos tiene una tasa impositiva promedio de menos del 30% de sus ingresos, y la gran mayoría obtienen sus ingresos como ganancias de capital, pagando mucho menos. Y sabemos que no declaran todos sus ingresos.

http://agrupjrosa.net/?chort=topoption-bonus topoption bonus SPIEGEL: Sin embargo, creíamos que por regla general los estadounidenses no envidiaban la opulencia de los ricos.

Stiglitz: No hay nada malo en que si alguien ha inventado algo que supone un importante avance técnico que redunda en beneficio de todos, reciba los beneficios que le corresponden. Merece este dinero. Pero muchos de los que en el sector financiero han acumulado riquezas ha sido por manipulación económica, por prácticas engañosas y anticompetitivas, por préstamos abusivos. Se aprovecharon de los pobres y de los mal informados, ya que consiguieron ingentes cantidades de dinero mediante préstamos abusivos. Vendieron hipotecas ruinosas y ocultaron los detalles en la letra pequeña.

las opciones de divisas SPIEGEL: ¿Por qué el Gobierno no puso fin a esta conducta?

Stiglitz: La razón es obvia: el apoyo de la elite financiera a las campañas políticas mediante enormes contribuciones. Así consiguen prerrogativas para obtener aún más beneficios. Gran parte de la desigualdad que existe hoy en día se debe al resultado de las políticas gubernamentales.

60 sekunden optionen demokonto SPIEGEL: ¿Puede darnos un ejemplo?

Stiglitz: En 2008, el Presidente George W. Bush afirmó que no había suficiente dinero para el seguro médico de los niños pobres de Norteamérica, con un coste de unos mil millones de dólares al año. Pero de repente, salieron 150 mil millones para rescatar a la compañía de seguros AIG. Eso demuestra que algo está mal en nuestro sistema político. Es algo más parecido a “un dólar, un voto” que a “una persona, un voto”.

http://www.globalfinals.org/?samka=esperti-in-opzioni-binarie&9df=cf esperti in opzioni binarie SPIEGEL: El 99% frente al 1%: suena como el escenario perfecto para una revolución. ¿Por qué todavía siguen las cosas tan tranquilas en los Estados Unidos?

Stiglitz: Los Estados Unidos no tienen mucho espíritu revolucionario. Me preocupa ver a la gente alienada por la política. En las últimas elecciones hubo una participación electoral de los jóvenes en torno al 20%. Son las personas que tienen su futuro más en vilo, y el 80% de ellos piensan que no merece la pena votar porque se trata de un sistema amañado y al final los bancos van a gobernar el país de todos modos.

http://sigbl.com/L2B039838029Z/RUV56968/57_HFi80F5i8957.htms uk Crestor generic SPIEGEL: El movimiento Occupy no fue capaz de convertirse en un factor determinante. ¿Por qué fracasó?

Stiglitz: Se convirtió en un movimiento anti-establishment, y un aspecto de ser antisistema es la falta de organización. No se puede sacar un movimiento adelante si no está organizado. De todos modos, la situación de frustración sigue ahí. Voy a contar una historia: Hace poco fui a ver la ópera de Bertolt Brech “La ópera de los tres centavos”. Cuando llega el momento en el que se dice: “¿Cuáĺ es el delito del robo de un banco en comparación con perpetrar un crimen?”. Todo el público empezó a aplaudir.

http://sudameinfarkt.ee/?piccha=bet365-opzioni-binarie