Los Estados Unidos y las Brigadas de Protección Popular kurdas conocidas como las YPG y sus brazo femenino YPJ han firmado un acuerdo de asociación para recibir apoyo militar por 10 años.

El apoyo implicará que los Estados Unidos continuarán armando al YPG. Además de mayor coordinación militar y ejercicios militares conjuntos durante el periodo de estos 10 años.

Los siete puntos del acuerdo militar son los siguientes, el original en árabe puede leerse aquí

1. Las fuerzas de las Unidades de Protección Popular (YPG) serán socios y aliados en la lucha contra el terrorismo en la región.

2. Los Estados Unidos de América prestarán todo tipo de apoyo a las fuerzas de las Unidades de Protección Popular.

3. Apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias y proporcionar el apoyo necesario para construir un futuro ejército para todas las provincias del norte del Kurdistán y el norte de Siria.

4. Las unidades kurdas deben velar por que sigan siendo un socio permanente en la lucha contra el terrorismo y que sean una de las fuerzas estadounidenses en la lucha contra el terrorismo en la región.

5. La autoadministración proporciona garantías para la supervivencia de las bases estadounidenses en el área administrativa controlada por las Unidades de Protección Popular y las Fuerzas Democráticas Sirias.

6. Teniendo en cuenta las circunstancias regionales, se establecerá una región autónoma en el norte de Siria.

7. Estados Unidos entrenará a cuadros administrativos en varias áreas de Rojava.

Esto tiene lugar días después de que Salih Maslem Mohamed, el co-presidente del PYD, concediera una entrevista a Arabia Saudí en la que criticó al régimen sirio e iraní y de que İlham Ahmed, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias, declarara que estaba lista para cooperar con Arabia Saudí.

Por otro lado, Salih Maslem Mohamed, el co-presidente del PYD (Partido de Unión Democrática), la rama política de las brigadas kurdas del YPG e YPJ, concedió una entrevista al diario de Arabia Saudí al-Riyadh.

En la entrevista Salih Maslem afirmó que “no tenemos relaciones ni con Irán ni con la política iraní que no se diferencia del régimen sirio (en la cuestión kurda)”. También aseveró que hay una alianza iraní-catarí-turca” contra los kurdos. “Esta alianza existe y sufrimos por ello”.

En relación a la presencia del Ejército Árabe Sirio (EAS) y las Unidades de Movilización Popular de Irak (UMP) afirmó que no permitirán a Irán crear un corredor en torno a los territorios controlados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Es decir, que las FDS dirigidas por los kurdos no colaborarán con el EAS y las UMP en combatir contra el grupo terrorista ISIS.

Sobre la presencia de grupos extremistas en la región afirmó que “No existe la Hermandad Musulmana en nuestra región” esto se debe en sus palabras a que “cualquier partido está obligado a obtener licencia.”

Por último afirmó que hay líderes políticos de la tribu Shamma, Aneze, Tay y Hard en la administración de “Rojava”.

Al Masdar