La multinacional Montsanto; bancos como Santander o empresas educativas como “Teach for all” ligadas al Departamento de Estado de EEUU venden paquetes didácticos y entrenan a docentes latinoamericanos. El objetivo no es sólo convertir la educación en un jugoso negocio sino también instalar valores e ideas para formar un sujeto neoliberal.

“Hoy la educación pública es vista por el mercado como un negocio multimillonario”, asegura la Doctora en Pedagogía por la Universidad Autónoma de México Adriana Puiggrós.

“Hay empresas como la Pearson Education que vende paquetes didácticos, material para la educación, ofrece servicios de evaluación y tiene un equipo de entrenadores (no formados en la docencia sino en el marketing) para adiestrar a los maestros. Hace poco en la provincia de Buenos Aires fueron a una escuela primaria y cuando los docentes les preguntaron cuál era el objetivo, respondieron: “Como líderes formamos y ayudamos a los docentes para cambiar la mentalidad y pensar de otra manera”. En Argentina, por ejemplo, proponen cambiar —nada más y nada menos- que el programa sobre Derechos Humanos de las escuelas”.

Fuente: Sputnik