Tras estos ataques, aumentaron enfrentamientos entre las fuerzas del Ejército yemení y los comités populares y los mercenarios del expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en la región fronteriza de Midi.
En el marco de las operaciones de represalia, las fuerzas del Ejército yemení y los comités populares mataron el jueves a al menos 20 mercenarios de Mansur Hadi en las provincias de Al-Yawf (noroeste) y Marib (centro).
Mientras tanto, los enfrentamientos entre las fuerzas yemeníes y los mercenarios de Hadi siguen continuando en Marib.
En estos enfrentamientos, las tropas yemeníes también destruyeron un vehículo militar de los mercenarios en la ciudad de Sarwah, en Marib.
Las fuerzas del Ejército yemení y los comités populares también bombardearon las posiciones de los mercenarios en dos regiones en la provincia de Al-Yawf.
Las fuerzas yemeníes además lanzaron un misil tierra-tierra contra la base Jalid, en el distrito de Mawza en la provincia suroccidental de Taiz, donde murieron un número de mercenarios y varios otros resultaron heridos.
Los francotiradores del Ejército yemení y los comités populares también mataron a cinco de los mercenarios en dos zonas en el suroeste de Yemen.
Las tropas yemeníes realizan estas operaciones en represalia por los incesantes ataques saudíes que han dejado, desde su inicio el 26 de marzo de 2015, 12 mil civiles muertos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Yemen ha sido testigo de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, desde hace más de dos años, los que tratan de socavar el movimiento popular Ansarolá y restaurar al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en el poder.

Al Waght