El actor estadounidense Richard Gere cree que la colonización israelí del territorio palestino es una “absurda e indefendible provocación”, según ha declarado a medios locales durante una visita a Israel con motivo del estreno de su nueva película “Norman”.

“Obviamente la ocupación está destruyendo a todo el mundo. La ocupación es indefendible. Los asentamientos son una absurda provocación y desde luego (..) son completamente ilegales”, afirma el actor en una entrevista que publica el diario Haaretz.

Activista a favor de los derechos humanos, Gere explica que ha viajado a Israel en numerosas ocasiones veces, pero reconoce que en esta ocasión “ha sido más complicado que ninguna otra”.

“Tenía a gente en todos lados (..) diciéndome que no viniera (..) porque los malos te utilizarán”, afirma sobre la posibilidad de que el Gobierno derechista israelí pudiera sacar partido de su visita.

Comprometido desde hace años con distintos proyectos de coexistencia en la zona, Gere ha realizado una visita relámpago de 48 horas a Israel para el estreno de su última película, del director israelí Joseph Cedar.

“Norman” relata una trama de corrupción que ha recordado a muchos críticos el caso de soborno de un empresario judío norteamericano al encarcelado primer ministro Ehud Olmert.

“Le dije a Joseph que había muchos actores judíos que podrían hacer ese papel mejor que yo y me ofrecí para ponerles en contacto, pero él insistió en que ya los conocía y que no me necesitaba para eso, sino para la película”, señala en otra entrevista con el diario Yediot Aharonot.

Gere explica que consultó con Cedar la decisión de viajar a Israel para el estreno, dado su conocido rechazo a las políticas israelíes hacia los palestinos, “a diario” durante todo un mes.

Finalmente decidió viajar pero, a diferencia de otras ocasiones, en las que dedicaba su agenda no cinematográfica únicamente a visitar y apoyar proyectos de coexistencia, en ésta no ha criticado a Israel “por el contexto político” de un Gobierno ultraderechista en Israel y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, según ha explicado.

“Desde luego los asentamientos no pueden ser parte del programa de alguien que dice querer una paz genuina. Quiero ser claro: denuncio la violencia de todas las partes. Y desde luego los israelíes deben sentirse seguros, pero los palestinos no pueden sentir desesperación”, afirma en Haaretz.

A diferencia de otros actores famosos, Gere no se ha entrevistado con ningún político ni gobernante local, sólo con representantes de dos organizaciones que se dedican a trabajar por la reconciliación entre israelíes y palestinos.

Fuente: http://bit.ly/2nAj5Jg