Los árabes aman tomar té e infusiones de menta, de anís, de limón y de especias. En los años ´30 los sirios que habitaban Argentina comenzaron a visitar su país de origen llevando de regalo el mate y la yerba, costumbre que poco a poco fue expandiéndose por todos los países árabes.

Una vez que la costumbre se divulgó por toda Siria, los que iban a trabajar al Líbano llevaban el mate consigo y así fue extendiéndose al resto de los países árabes. Para la década del 50, las ventas a Siria estaban en 260.000 kilos y a mediados de los 70 ya superaban el millón.

Siria se convirtió en el principal destino de exportaciones de la yerba mate argentina: el año pasado compraron 24.316.000 toneladas, posicionándose como el mayor mercado comprador del cultivo madre de Misiones. El mate desembarcó en los años 30 en Yabrud, de donde es originaria la familia del presidente Menem.