“Las autoridades se están dando cuenta que los chilenos rechazan la práctica del rodeo y esperamos que se prohíba definitivamente”, afirmó Serrano.

El rodeo chileno es una actividad que se realiza dentro de un recinto con forma de circunferencia llamado medialuna, donde dos personas montadas a caballo intentan detener a un novillo azotándolo contra un muro, pudiendo obtener de cero a cuatro puntos.

Esta semana se dio a conocer la noticia de que el municipio de Las Condes (centro) disminuiría la cantidad de rodeos que, como todos los años, tenía programado para las Fiestas Patrias de septiembre, bajándolos de seis a solo uno.

A esto se sumó el municipio de Ñuñoa (centro), que anunció que por segundo año consecutivo no realizará los típicos rodeos que se llevaban a cabo en el Estadio Nacional, ubicado en la comuna.

Para Serrano, esto es un indicio de que la población en general está por prohibir esta práctica, en una señal de rechazo al maltrato animal.

“Una gran mayoría de los chilenos están a favor de prohibir esta actividad, el año 2015 las empresas encuestadores comenzaron a preguntar por el rodeo, y en promedio, los estudios de 2015 y 2016 dan cuenta que más del 70 por ciento de la población no se siente identificada con esta actividad”, afirmó.

En 2016 la encuesta de la empresa Adimark publicó que solo el 13 por ciento de la población total se identificaba con el rodeo, y la encuesta de Cadem del mismo año se reveló que el 54 por ciento de los chilenos se inclinó por que acabe esta práctica.

Serrano valoró las decisiones de los municipios de Las Condes y Ñuñoa, asegurando que la presión de las organizaciones animalistas del país influyó fuertemente en la reducción de los rodeos.

“Nosotros buscamos que las autoridades tomen en consideración la voz ciudadana para obtener resultados concretos, para que sigan las ordenanzas municipales que disminuyan la práctica del rodeo, o derechamente, que se promulgue una ley nacional que la prohíba por completo”, agregó.

Costos

Serrano explicó que han hecho diversos estudios sobre el rodeo en Chile, uno de ellos realizado en 2015 arrojó que al Estado, a sus municipios y a sus gobiernos regionales, esta práctica le ha costado más de 4 mil millones de pesos (US$ 6.150 dólares) en el último tiempo, recogiendo información pública entre 2009 y 2014.

“Este dinero ha sido proporcionado a través de auspicios, subvenciones y premios, y nuestra tarea ha sido gestionar que esa cifra se reduzca”, comentó.

Otro estudio de la organización el año 2016 determinó que efectivamente, en todos los rodeos se comete maltrato animal.

“El hecho de que digan que no hay maltrato a los animales no es cierto porque el rodeo de por sí consiste en golpear al novillo y dependiendo de este golpe, se le otorga un puntaje a los jinetes”, explicó Serrano.

Sin embargo comentó que la embestida del novillo no es el único hecho que configura maltrato.

“Cuando el novillo es golpeado, generalmente se resiste a seguir corriendo y se arroja sobre sus patas en la arena, para evitar esto, los “coleros”, que son las personas que están contratadas para levantar al novillo, lo hacen a través de tirones de cola, torceduras de cola, golpes eléctricos y patadas”, criticó el presidente de Animal Libre.

Finalmente anunció que la organización convocará a una protesta en las afueras del Ministerio del Deporte en periodo de Fiestas Patrias.

“Protestaremos para exigir lo que le planteamos al ministro hace algunas semanas, respecto a la actual categorización del rodeo como deporte nacional, desde 1962 a través de un oficio, el rodeo en Chile es un deporte nacional y nosotros queremos que esto cambie”, dijo Serrano.

En 2016 el municipio de Recoleta se convirtió en la primera comuna de Chile en prohibir esta práctica, a través de una ordenanza municipal que impide usar animales en espectáculos de circos y en actividades deportivas o recreativas.

Fuente: Sputnik