Los Bosques de Paz “están conformados por la Reserva de Biosfera del Bosque Seco de Ecuador (501.040 hectáreas) y por la reserva de Biosfera del Noroeste Amotapes-Manglares, en Perú (1.115.948 hectáreas)”, informó el jueves el Ministerio de Ambiente ecuatoriano en un comunicado, en el que adelanta que la presentación se dará en el marco del primer encuentro binacional de ministros del área.

La reserva cuenta con bosques secos estacionales de ambos países, los cuales forman el núcleo de la región endémica de Tumbes, considerado uno de los lugares más biodiversos del mundo.

La elaboración del expediente técnico para alcanzar el reconocimiento como Reserva de Biosfera Transfronteriza por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por su sigla en inglés), estuvo a cargo de la Coordinación 7 del Ministerio del Ambiente de Ecuador y del Servicio Nacional de Áreas Protegidas del Ministerio de Ambiente de Perú.

El 30 de septiembre de 2016 ambas naciones entregaron al programa El Hombre y la Biosfera de la Unesco, con sede en París, el expediente de postulación para que el territorio transfronterizo forme parte de la Red Mundial de Reservas de Biosfera.

El 14 de junio de 2017 la Unesco reconoció a Bosques de Paz como la primera Reserva de Biosfera Transfronteriza en América del Sur, con una superficie de 1.616.988 hectáreas.

“La aspiración de esta iniciativa binacional es convertirse en un espacio territorial con un modelo de gestión participativo y ciudadano en donde se apliquen con éxito los principios de conservación y conectividad ecológica”, refiere el texto.

El comunicado añade que el objetivo es que las comunidades, instituciones y la población en general se fortalezcan en aspectos económicos, sociales y ambientales con el uso adecuado de la riqueza cultural y la biodiversidad.

Fuente: Sputnik